Jueves, 24 de Septiembre del 2009

 

La medicina hiperbárica

La Medicina Hiperbárica es una terapia alternativa para paliar diversas enfermedades, como la esclerosis múltiple. Esta alternativa terapéutica se realiza en el interior de una cámara presurizada. Ahí, el paciente inhala oxígeno puro en altas dosis, durante periodos cortos y bajo presión. La Medicina Hiperbárica recrea el ambiente ideal para que el organismo pueda asimilar oxígeno  Además, permite limpiar la sangre de impurezas y obtener una mejora en el estado general del organismo, así como una mayor oxigenación en los tejidos del cuerpo. La oxigenación hiperbárica, además de terapia primaria para tratar patologías, también se utiliza como tratamiento complementario para detener el proceso de envejecimiento de la piel. El oxígeno hiperbárico reactiva el sistema circulatorio, revitalizando los efectos propios del envejecimiento, como las arrugas.

 Los fines de la Medicina Hiperbárica se reconocen en la regeneración y creación de nuevos vasos sanguíneos, regeneración de huesos, y la saturación de oxígeno, entre otros. Por otro lado, los efectos secundarios de la terapia dependen de la capacidad de la persona para tolerar los cambios bruscos de presión. Existe un grupo de personas que no pueden recibir la oxigenación hiperbárica, como aquellas que se encuentran en tratamiento de quimioterapia, que padezcan sinusitis activa, estén operados de oído o de tórax o tengan un órgano transplantado.