Sábado, 1 de Marzo del 2008

José María Fernández- Rúa
Han pasado 159 años desde que se diagnosticó el primer caso de esclerosis múltiple y, a pesar de los continuos avances biomédicos, todavía no se sabe la ...

 Una bomba de relojería para Güemes

 
25-02-2008 - José María Fernández- Rúa
 
Una bomba de relojería para Güemes

Han pasado 159 años desde que se diagnosticó el primer caso de esclerosis múltiple y, a pesar de los continuos avances biomédicos, todavía no se sabe la causa cierta de esta enfermedad que afecta al cerebro de los jóvenes a partir de los veinte años. Se sospecha que puede ser un virus el que desencadena una anomalía en el sistema inmune. Las mujeres están más afectadas por esta patología que los hombres y el dato más significativo es que no existe un tratamiento que la cure, pero sí un arsenal terapéutico novedoso para su tratamiento.

Concretamente en España hay cinco fármacos autorizados, de otras tantas compañías multinacionales, que estaban sujetos al Comité de Esclerosis Múltiple creado en junio de 1996 por el Ministerio de Sanidad y Consumo para el antiguo territorio Insalud –integrado por las Comunidades autónomas de Madrid, Castilla La Mancha, Castilla- León, Murcia, La Rioja y Extremadura-, para contener el gasto farmacéutico y asegurar el uso racional de medicamentos porque estos tratamientos son caros. Así, para pautar a un paciente con este tipo de fármacos, el neurólogo debía hacer el diagnóstico con las pruebas, realizar un informe, proponer un tratamiento y enviarlo a este Comité  para que se lo autorizaran. Si no se seguían estos pasos no se podía suministrar el tratamiento al paciente con cargo al Sistema Nacional de Salud y, en la mayoría de las ocasiones, transcurrían hasta tres o cuatro meses antes de poder hacerlo. La conclusión está a la vista: el paciente siempre salía perjudicado.

La situación ha cambiado, ya que la Asociación de Pacientes de Esclerosis Múltiple y concretamente Francisco Delgado, consiguió que este Comité desapareciera en enero pasado. Actualmente, el neurólogo diagnostica y le da un tratamiento terapéutico al paciente que recibe en el mismo día en la farmacia del hospital. En otras palabras, el especialista trata a la persona afectada por esta enfermedad desde el primer momento.

Este escenario parece que puede ser alterado, concretamente en la Comunidad de Madrid, si como parece el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, da luz verde a la creación de una versión exacta al Comité de Esclerosis Múltiple que ha derogado el ministro-investigador Bernat Soria. Güemes ha mantenido, al menos, una reunión con los principales neurólogos de hospitales madrileños que tratan esta patología. Desconozco el nombre del asesor o asesores que han aconsejado al máximo responsable de la Comunidad de Madrid que ponga en marcha este Comité, desactivado como hemos dicho por los pacientes para las autonomías del antiguo territorio Insalud. Pero, sin duda, no le han aconsejado bien. La bomba de relojería le puede estallar a Güemes en plena campaña electoral…